10 recomendaciones para que los hijos sean más inteligentes

hijos
hijos

 

niñosinteligentesLa revista Times realizó una recopilación que va dirigida a los padres y tiene como fin ayudar a que los hijos sean más inteligentes.

Revisa las principales recomendaciones que entrega la ciencia

Clases de música

Según estudios científicos, tener clases de música a nuestro hijos permite aumentar los índices de inteligencia. La Universidad de Northwestern asegura que la práctica también beneficia a los ancianos.

Practicar deporte

Aunque muchas veces el deporte no se asocia a la inteligencia, mantener un buen estado físico aumenta las capacidades para aprender cosas nuevas, ya que aumenta el flujo de sangre al cerebro y por ende mejora la memoria de nuestros hijos.

No hay que leerle a los hijos, hay que leer con ellos

No basta con que los niños escuchen la lectura de los padres, también se le deben recalcar palabras y así mejorar la habilidad de lectura.

Dormir las horas necesarias

Dormir una hora menos de lo que corresponde es igual a la pérdida de dos años de de maduración cognitiva, por lo tanto el rendimiento en el colegio irá de la mano con las horas de sueño de nuestros hijos.

No sirve ser inteligente sin disciplina

Ser ordenado puede ser mucho más positivo para nuestros hijos que ser inteligente. Las personas más disciplinadas presentan menos ausencias a clases y pasan menos tiempo viendo televisión, explica el libro “El poder de los hábitos”  de  Charles Duhigg. La autodisciplina permite que un estudiante mejore su rendimiento escolar, lo que no se logra solo con inteligencia.

El aprendizaje es un proceso activo

La televisión es uno de los mayores enemigos de la inteligencia, por cada hora se aprenden en promedio seis a ocho palabras menos. En cambio la lectura ayuda a incrementar el conocimiento y la memoria.

Alimentación

Lo ideal es que nuestros hijos tuvieran una alimentación sana, ya que quienes lo hacen logran mejores resultados académicos. Aunque también se plantea que se pueden hacer excepciones.

La felicidad

Para que un niño sea exitoso, debe ser feliz. La felicidad es esencial en un buen rendimiento académico. En promedio, la gente más feliz con su vida logra más éxito en el trabajo y en las relaciones de pareja.

Los amigos

Un aspecto fundamental en la vida de un niño es el entorno que lo rodea y sus amistades. Una de las mejores maneras de que un menor logre buenos resultados es que sus compañeros también sean aplicados. También influye vivir en un barrio agradable o tener un ambiente grato en la escuela.

Creer en ellos

Para un hijo no hay nada más importante que tener la confianza de sus padres y por lo tanto, creer en ellos puede hacer la gran diferencia.