Aceite de coco y sus beneficios para el bebé

aceite de coco en bebes

El aceite de coco está de moda. Entre mujeres está causando furor principalmente por su versatilidad, ya que se puede utilizar para cocinar (manteniendo sus excelentes propiedades en los alimentos), para revitalizar el cabello, cuidar la piel y hasta atenuar la celulitis. Pero sus usos van más allá, y hoy se está abriendo paso incluso en el mercado de la maternidad, al ser reconocido como un producto muy beneficioso para los bebés.

¿Por qué el aceite de coco puede beneficiar a los bebés?

El aceite de coco orgánico, que encuentras en los supermercados, es un producto 100% natural y virgen, obtenido a través de presión en frío, lo que significa que no contiene nada más que pulpa de coco pura. Esto ya es un beneficio para quien lo consuma o lo aplique en cualquier parte del cuerpo, ya que está libre de sustancias químicas, fertilizantes o pesticidas que puedan dañar nuestro organismo. Además, no pierde sus propiedades al pasar de un estado a otro.

Aceite de coco para fortalecer el sistema inmunológico

Uno de los alimentos que contiene una cantidad significativa de ácido láurico, es el aceite de coco virgen. Este ácido (que también está presente en la leche materna) tiene propiedades anti-microbiales. Protege al bebé de virus, bacterias e infecciones.

Aceite de coco para mejorar la digestión

Debido a su composición, este tipo de aceite se digiere con facilidad y ayuda al bebé a evitar problemas de tipo digestivo. La cadena de triglicéridos que contiene, son metabolizados con facilidad por el cuerpo humano y gracias a las propiedades anti-microbiales, ayuda a combatir parásitos, bacterias u hongos que en ocasiones contribuyen a que el bebé tenga problemas estomacales. Además, el consumo constante ayuda a que el cuerpo absorba una mayor cantidad de nutrientes como minerales, vitaminas y aminoácidos.

Aceite de coco para la piel del bebé

Algunos bebés sufren de caspa no sólo en la cabeza, si no también otras partes del cuerpo como orejas, nariz y torso. El aceite de coco es un humectante extraordinario para todo tipo de piel, incluso la piel sensible del bebé. Este aceite se asemeja al plasma humano por lo que es extraño cause reacciones negativas en el bebé. Nuevamente, sus propiedades anti-microbiales lo ayudarán a aliviar la inflamación de la piel que por consecuencia, produce la caspa.

Si quieres probar los beneficios, te contamos que puedes encontrarlo en formato entre 400 y 500 ml, que cuesta aprox 12 dólares y que dura al menos un mes si lo usas con frecuencia, ya que necesitas aplicar una pequeña cantidad (cucharadita o yema del dedo) para que rinda y haga efecto.

Ante cualquier duda recomendamos consultar con el médico tratante o un profesional de la salud.

Lee También: Es prohibida la Miel de borax en Chile.