Adiós al pañal aprendiendo a ir al baño

0
87
Adios al pañal aprendiendo a ir al baño
ads3

 

Sacar los pañales es un hito muy esperado para los padres, ya que le permite un poco más de independencia al niño y disminuyen considerablemente los gastos  al dejar de comprarlos. Este proceso requiere de mucha paciencia, constancia y tiempo.

Los pequeños que pasaron los 2 años de edad  están en el momento indicado para comenzar este divertido proceso ya que han madurado varias áreas que permiten identificar estas extrañas sensaciones de querer orinar o hacer cacú.

 Un punto importante… controlar la ansiedad

Es posible que los padres al comenzar este camino de sacar los pañales, vean el objetivo muy lejano ya que muchas veces comienzan de manera temprana ante la necesidad de ingresar a sus hijos al jardín infantil (la mayoría de los recintos tienen como requisito que los niños controlen esfínteres).

Aunque tu hijo ya tenga 2 años o más, debes estar atenta a algunas señales que te permitirán saber si está listo o no para decir adiós al pañal.

–          Horario más o menos establecido para orinar o defecar.

–          Tiene algunos gestos o movimientos que indican que tiene ganas de hacer pipí o caca como por ejemplo ponerse en cuclillas haciendo fuerza de manera tal que puedas darte cuenta cuando es momento de llevarlo al baño.

–          Tu hijo muestra interés por el baño e intenta imitar lo que hace la mamá, papá o hermanos.

–          Le molesta el pañal, intenta sacarlo o avisa cuando esta mojado.

–          Es capaz de mantenerse sentado solito y requiere un mínimo de ayuda para bajar y subir los pantalones.

Cada niño tiene sus tiempos para todo y dejar los pañales no es la excepción, no compares ni te angusties si conoces otros peques de la edad de tu hijo que ya van al baño solitos mientras ves  muy lejano ese logro. Debes tener paciencia y realizar la tarea con mucho amor y nunca con retos, intenta buscar un jardín infantil que te ayude en el proceso y no te margine por los pañales.  Ayúdate con la ropa de entrenamiento la que además de ser muy bonita le permitirán al niño hacer un cambio paulatino antes de llegar al calzón o calzoncillo y por otra parte es más fácil de subir y bajar.

Como dijimos anteriormente algunos padres se sienten presionados por los jardines infantiles para sacar los pañales a temprana edad, pero no debes forzar a tu hijo si aún no está preparado ya que puedes generarle frustración si no logra hacerlo.  Recuerda que tanto tú como él deben tener el tiempo y las ganas para iniciar este proceso por lo que no es un buen momento hacerlo cuando estén ocurriendo cambios importantes en sus vidas como la llegada de un hermanito.

¿Qué necesitas y cómo empezar a decir adiós al pañal?

1.- Lo primero es que creas que tu hijo está preparado en base a los puntos anteriormente vistos y que tú dispongas del tiempo y paciencia para dedicarlos a este importante proceso sin presionar al pequeño.

2.- Compra lo necesario: Existen muchas bacinicas en el mercado, algunas con sonidos cuando los pequeños orinan y otras más simples, busca la que más se acomode a tus gustos y presupuesto. Debes contar con los pañales de entrenamiento que te ayudarán a que el niño participe en bajar y subir su ropa.

3.-  Comienza a sentar a tu peque en el baño o bacinica, si no quiere sin el pañal, primero que lo haga vestido, una vez que se acostumbre sacamos el pañal.

4.- Lleva al pequeño constantemente en el baño, intenta realizar una rutina la cual coincida con los horarios de posible evacuación como por ejemplo después de comer pero no lo dejes más de 10 minutos sentado.

5.- Una vez que logras que orine o haga caca en la bacinica, bota esto al inodoro y motívalo a tirar la cadena pero sin forzarlo ya que algunos niños se asustan.

6.- Enséñale como realizar el lavado de manos.

7.- Muchos niños aprenden a ir al baño imitando a sus padres o hermanos por lo que puedes pedirle que los acompañe para que se anime.

Recuerda que la edad adecuada, la paciencia, constancia, dedicación, el restar importancia a los “accidentes” y premiar los logros son cosas fundamentales en este proceso.

¡Manos a la obra! Comienza la travesía de decir adiós al pañal.

Síguenos en Facebook

 

ads4