¿Tu bebé recién nacido pierde peso? ¡Tranquila, es normal!

¿Tu bebé recién nacido pierde peso? ¡Tranquila, es normal!

Tu hijo nace pesando 3 kilos, pero los primeros días de nacido baja algunos gramos. Te preocupas, “¿estará comiendo bien?”, “¿seguirá perdiendo peso?”. Incluso te desesperas. ¡Tranquila! Es normal que los bebés recién nacidos pierdan alrededor de 300 gramos en sus primeros días en este mundo. Tienen toda una vida para recuperar ese peso y mucho más.

Las causas más comunes

Un bebé pierde entre el 10% y el 12% de su peso los irmeros días. Más o menos a partir del décimo día lo comienzan a recuperar. las causas suelen ser:

-Inexperiencia en la succión: si bien los niños nacen con este reflejo tan importante (les permitirá alimentarse), les tomará algunas prácticas perfeccionarlo. A veces se quedan dormidos mientras toman leche, lo que hace que ingieran menos. Si notas que se queda dormido sóplale con delicadeza la carita o hazle cosquillas en los pies.

-Pérdida de líquido: así como cuando tú comienzas una dieta y bajas de peso en líquido, les pasa lo mismo. Los bebés nacen con un exceso de agua que se pierden fácilmente por la orina y como consecuencia, bajan de peso.

-Expulsión del meconio: el meconio son heces formadas por restos de células de la pared intestinal, de la piel y por líquido amniótico. Esto deben expulsarlos una vez nacidos, de hecho, si lo hacen aún dentro del útero podría ser un problema grave.

Otras factores que influyen

El tipo de lactancia puede influir en la manera en que un bebé gana peso. Quienes dan leche natural de la madre suelen tener niños que ganan peso de manera más lenta, unos 170 gramos a la semana. Mientras los bebés que consumen relleno pueden ganar hasta 240 gramos de peso a la semana. Esto no significa que un tipo de lactancia sea mejor que la otra, simplemente son distintas y ambas válidas.

Las mamás que dan su leche a sus hijos pueden demorar hasta 96 horas en producirla, por lo que algunas veces le dan calostro, una sustancia rica en proteínas y vitaminas, pero con menos calorías que la leche. Ante cualquier cosa mantén la calma y anda al médico si te preocupa.

Ya lo sabes, si tu bebé pierde peso recién nacido, no hay de qué preocuparse, ya ganará peso, crecerá y tu pediatra te guiará de la mejor manera ante cualquier imprevisto.