Celos de Hermano Mayor

0
195
Celos de Hermano Mayor
ads3

Los celos de hermano son muy  comunes  y no significa que los niños se lleven mal, es por esto que deben aprender a manejar sus diferencias y emociones para tener una buena relación en su crecimiento.

Es muy común ver niños mayores de 2 años que cuando se enteran que tendrán un hermanito o hermanita se emocionan inmensamente, participan en toda la espera, eligiendo regalos para el bebé y contándole a quién se le cruce por delante que está feliz  porque será el hermano o hermana mayor, sin embargo cuando el bebé ya está en casa comienzan los celos, el hermano mayor está irritable y si le preguntan el por qué de su enojo algunos responden :”Nadie me quiere, todos están preocupados por el bebé”.

Este enojo se repite en muchas familias con hijos que están consientes de la llegada de un bebé, algunos se vuelven más traviesos, llorones, regalones o tienen un retroceso en su actuar como por ejemplo volver a las mamaderas, chupetes o pañales, incluso algunos pueden pegarle al  recién nacido lo que es muy peligroso ya que sin duda el hermano mayor es más fuerte y el pequeñito muy vulnerable.

Debemos comprender que el hijo mayor  ha tenido la atención de mamá y papá solo para él y que cuando un bebé llega a casa los cambios son inevitables, los padres estarán más cansados, la atención se divide entre los hermanos mayores y el bebé por lo que el tiempo disponible no será el mismo y en caso de juegos bruscos los padres protegerán al recién nacido ya que es muy frágil.

Muchos padres consideran que la llegada del bebé es un excelente momento para llevar al hermano mayor al jardín infantil pero esta puede ser un arma de doble filo, es verdad que tendrá más distracciones pero el niño podría entender esto como un mayor abandono “llega mi hermanito a la casa y a mí me alejan de mamá enviándome al jardín” recuerda que el hermano mayor no es “grande” sigue siendo un niño que busca atención y amor.

¿Al hablar o no del bebe ayuda con los celos de hermano?

Algunos padres creen que no hablar del bebé puede ser mejor para el hijo mayor, pero lo anterior solo lograría aumentar la ansiedad cada mes ya que no sabrá lo que viene. Lo mejor es conversar y preguntarle cómo se imagina ser el hermano mayor para luego explicarle lo que pasará, como por ejemplo que el bebé llorará, que mamá tendrá menos tiempo para jugar pero que no significa que lo deje de amar, que es muy importante el rol de hermano mayor porque será un modelo a seguir y podrá enseñarle todo lo que ha aprendido, etc. Es fundamental que sepa cómo será el momento del parto, es decir, explicarle que mamá estará fuera algunos días, que él conocerá al bebé en el hospital para que esto no lo tome de sorpresa.

El niño debe saber que todo lo que sus padres harán con el bebé ya lo hicieron con él cuando era pequeñito, este es un buen momento para que hablen de todo lo que sucedió con su llegada, como fue la espera y lo ansiosos que estaban de conocerlo, así no se sentirá tan extraño.

Recuerda que todos los niños son vulnerables en cada etapa y necesitan igualmente de mucha atención en su crecimiento, no busques madurez en niños pequeños, ellos entienden lo que ven y viven según su edad.

Síguenos en Facebook

ads4