¿Cómo cambia el cerebro de un hombre cuando se convierte en padre?

como cambia el cerebro del hombre al convertirse en padre

Como mujeres tenemos el privilegio de que nuestras parejas formen parte del 6 % del total de mamíferos que participan activamente en la crianza de sus hijos. Está demostrado que mientras más tareas realicen con sus pequeños desde su nacimiento ocurrirán una serie de cambios a nivel cerebral muy similares a los de la madre aunque de manera un poco más lenta.

Livescience.com elaboró una lista de los principales cambios ocurridos en el hombre al convertirse en padres cuando participan en el cuidado de sus hijos

1.-  Aunque no lo creas, en los temas referentes a los hijos, el cerebro del papá y el de la mamá no son tan distintos

En el cerebro existe una red de crianza que es similar entre la madre y el padre, por lo que el hombre adopta los mismos patrones de participación emocional y cognitiva que la mujer al nacer el bebé.

2.- Los cambios hormonales no son exclusivos de las madres, los hombres también los tienen.

Se cree que la cercanía con la madre y el bebé genera una serie de cambios hormonales en el padre dentro de los que se encuentran el aumento de estrógeno, oxitocina, prolactina y glucocorticoides además de  una disminución de testosterona lo que se piensa que genera mayor cercanía y menos tendencia agresiva en el hombre, sin embargo esto aún está en estudio.

3.- Aparición de un grupo de nuevas neuronas en el cerebro del padre

Se encuentra en estudio la formación de un grupo neuronal que aparecen los padres luego del nacimiento de un hijo, esta sería una nueva dimensión cerebral que el bebé trae a la vida de su papá.

4.- Sensibilidad auditiva frente al llanto de sus hijos

Un reciente estudio desafió a padres y madres a reconocer el llanto de sus hijos. Tanto hombres como mujeres fueron capaces de hacerlo correctamente cerca del 90% .

5.- Instinto paternal

Si bien está demostrado que las mujeres tienen más desarrollado el instinto para proteger al bebé, los hombres que participan en el cuidado de sus hijos y que pasan tiempo de calidad con ellos logran que se active algo muy similar a lo ocurrido en la madres. Tanto los hombres como mujeres nacemos preparados para enfrentar llegada de un hijo y por lo tanto para amarlo y cuidarlo, sin embargo los padres al no tener una preparación física durante el embarazo necesitan la cercanía y participación en los cuidados cuando el bebé nace.