Cómo recuperar la energía después del parto

0
326
energía después del parto
ads3

Es normal que después del parto te sientas cansada y sin energía. Son varios factores lo que contribuyen a este decaimiento y fatiga. Por una parte el parto supone un gran desgaste físico, además de que un gran número de parturientas presentan anemia, cuyos síntomas incluyen cansancio y fatiga. Por otro lado está la brusca baja de hormonas que deja el ánimo por los suelos. Para rematar todo, hay que cuidar de un bebé que depende completamente de alguien más y la mamá es requerida cada 2 o 3 horas (si no las 24 horas del día),por lo que es difícil contar con un sueño reparador.

Aguantar

Sí, al principio deberás aguantar y tener paciencia. Los primeros meses serán los más difíciles, pero pasarán. Si te demoras 30 minutos en cambiar un pañal, no te desanimes, ya agarrarás práctica. Si no logras organizarte por la mañana, ya lo conseguirás por la tarde. No todo será perfecto, así que olvídate de los pensamientos que te dicen que no puedes hacerlo, ya aprenderás y te será más fácil hacer todo lo relacionado al bebé. Costará en un comienzo, pero ya todo mejorará.

Visita al médico

Luego del parto tendrás que visitar a tu médico. Es una consulta de rutina para ver que vaya todo bien. Si tienes puntos los revisará y verá que están cicatrizando bien. Si te sientes demasiado cansada y agotada te mandará a realizar exámenes. Casi el 90 % de la mujeres que acaban de parir tienen un déficit de ácido fólico. Un porcentaje muy alto también, tiene bajo el hierro (lo que se traduce en anemia). Estas deficiencias alteran el ánimo y las mujeres se sienten más cansadas. De presentar algún problema te indicarán el mejor tratamiento.

Aliméntate bien

Debes alimentarte bien tanto por ti como por tu bebé. No te pongas a hacer dietas después del parto, tu cuerpo necesita nutrientes y calorías. Para quienes dan pecho, habrá un gasto mayor de calorías y necesitan nutrientes para ti, pero también para el bebé. Si no has podido dar leche, no hagas dieta los primeros 3 meses, tu cuerpo debe volver a su funcionamiento normal.

Duerme todo lo que puedas

Al inicio no será fácil, pero cuando tu bebé se duerma, aprovecha de dormir tú también. Todo lo demás puede esperar. Debes estar descansada y en buena forma. Los bebés deben alimentarse cada tres horas, si das de mamar verás que puedes hacerlo casi sin desvelarte. Si das biberón será más difícil ya que hay que prepararlo, pero podrás turnarte con el padre.

No te olvides de ti

Sí, el bebé será lo más importante en esta nueva vida. Pero no te olvides de ti y lo que te gusta. Sal a tomar aire y luz de sol, invita alguna amiga a casa, pídele a tu pareja que cuide al bebé y mímate una hora. Es necesario que también tengas tus propios espacios para que no sientas que tu vida se está consumiendo.

Ya verás lo rápido que crece tu bebé y los días más difíciles quedan atrás. Si luego de los tres meses sigues con demasiado agotamiento o tristeza, mejor ve al médico.

ads4