Cosas que debes hacer antes del parto para que tu hijo sea feliz

0
168
hacer antes del parto
ads3

Debes esperar 9 meses a que tu hijo llegue al mundo. Pero durante ese período hay muchas cosas que puedes hacer antes del parto por su bienestar. Por supuesto que lo más importante es cuidarte, asistir a tus controles y comer de manera saludable, pero hay muchas otras actividades que puedes realizar para que se sienta en un lugar seguro, confortable y feliz.

Quizás aún no puede hablar y aún no puedes verle directamente el rostro, pero sí dentro tuyo utiliza el lenguaje corporal y tiene respuestas fisiológicas frente a diversos estímulos del exterior. Conoce esas simples cosas que lo harán feliz antes de nacer.

Paseos al sol

Cuando caminas tu cuerpo se oxigena más y aumentan los niveles de serotonina. Esto repercute directamente en el feto y su bienestar. También, a medida que avanzan los meses y la barriga crece, la luz penetra con mayor facilidad llegando hasta el útero. Así se pueden estimular sus ojos, se abren y cierran las pupilas en función de la cantidad de luz que le llega.

Acaricia la barriga

El tacto es uno de los primeros sentidos que se desarrollan en los bebés antes de de nacer. A partir de la semana 8 ya tienen las primeras sensaciones y a la semana 32 se han extendido por todo el cuerpo. Acaricia tu barriga ejerciendo una leve presión, tu hijo responderá a los estímulos. Primero se apartará, pero luego seguirá tu mano e incluso podría dar patadas.

Háblale

La música le hace bien, pero que le hables, le hará mejor. Tu voz y los latidos de tu corazón son los sonidos que más directamente le llegan antes de nacer, por lo que es un excelente estímulo que recibirá. A la semana 27 ya puede reconocer tu voz y de hecho hay estudios que han comprobado que el ritmo cardíaco del feto se acelera al escuchar la voz de la madre.

Escucha música

Por supuesto, además de hablarle es conveniente que escuches música. A partir de la semana 16 escucha bastante bien y si pones siempre las mismas canciones aprenderá a reconocerlas y podrían calmarlo incluso después de nacido. Debes escuchar música relajada, no elijas algo muy estridente porque podría ponerlo nervioso. Elige música clásica, óperas o baladas calmadas.

Relájate

Si estás estresada traspasarás eso. Practica actividades que te relajen como practicar yoga, meditación o un momento de acariciar tu barriga. Transmitirás ese bienestar a tu hijo que se sentirá muy bien y relajado también.

Deja ciertos hábitos dañinos

Intenta con todas tus fuerzas dejar el tabaco, el café y el alcohol. Estas sustancias llegan hasta tu bebé y podrían hacerle mal. El líquido amniótico se verá modificado y es justamente este líquido el que está en contacto directo con el feto.

Deja de lado también el estrés, si lo mantienes por mucho tiempo pueden afectar a tu bebé. El estrés aumentará las posibilidades de contraer una infección e incluso podría adelantar el parto. Procura estar lo más relajada posible.

Con estas sencillas acciones le darás a tu hijo una sensación de bienestar que logrará que enfrente mejor el mundo una vez que llegue a él.

 

ads4