Costra láctea en bebés: ¿qué es y cómo tratarlo?

costra lactea o dermatitis seborreica

La llamada costra láctea es la que en adultos se conoce como caspa. Es bastante común en niños recién nacidos y pueden tenerla hasta los tres años. El nombre médico es dermatitis seborreica. Es una afección de la cual no debes preocuparte, pero de todos modos se debe tratar.

Síntomas

La costra láctea consiste en la aparición de escamas gruesas en el cuero cabelludo de los bebés. Suelen ser de color blanco o amarillento. A veces pueden delimitarse a una zona de la cabecita, pero también podrían afectarla por competo. Aunque es más común su aparición en la cabeza, podrían tener estas escamas en las orejas, costados de la nariz, cuello y axilas. Aun que estéticamente no es atractiva, la verdad es que no causa ningún mal en los niños, ni picazón ni dolor. por eso no debes preocuparte.

Causas

No se conoce a ciencia cierta cuál es la causa, pero algunos investigadores lo atribuyen a la producción excesiva de sebo. En el cuero cabelludo se encuentra un hongo llamado “malasezzia” y se cree que podría proliferar con ayuda del sebo y su unión a otras bacterias. Esto podría provocar la costra láctea.

Tratamiento

Lo primero es reiterar que no es una afección grave y suele desaparecer con el tiempo. Pero si te parece demasiado excesivo hay cosas que puedes hacer.

Lo primero es lavar cada día la cabecita de tu bebé con un champú suave y delicado. Haz un masaje para ir desprendiendo las escamas, además será muy relajante para él. Siempre con mucho cuidado.

También se puede empapar las escamas con un aceite emoliente. Un suave masaje ayudará a que las escamas se desprendan. Con un cepillo limpio y suave se pueden ir retirando todas. Luego se debe aclarar muy bien el aceite para no dejar exceso de grasa.

Si la costra láctea de tu bebé está haciendo gritas, le molesta y no puede controlarla con lavado o aceite, puedes ir al pediatra. Él te recomendará el mejor tratamiento, existen productos específicos para esto, pero es bueno que un profesional te lo recete. En la mayoría de los casos no pasa nada con esta dermatitis, pero si te preocupas, mejor ve al médico.