DEPRESIÓN POST PARTO

Depresion post parto

¿Lloras, no puedes dormir, estás sin apetito luego del parto? … consulta podría ser Depresión Post Parto.

La depresión en la embarazada, según un documento del Ministerio de Salud,  puede traducirse en cambios conductuales como el abandono de los controles prenatales, el deterioro del autocuidado.

 “La depresión posparto  (DPP) se caracteriza por llanto, abatimiento, labilidad emocional, sentimiento de culpa, pérdida de apetito, problemas de sueño y sentimientos de incapacidad de hacer frente a las necesidades del hijo(a), problemas de memoria, fatiga e irritabilidad. Algunas mujeres pueden preocuparse de forma excesiva por la salud del hijo(a) o verse a sí mismas como malas madres, inadecuadas o poco cariñosa”, así lo cita el Ministerio de Salud  (Minsal), en el Protocolo de Detección de la Depresión durante el Embarazo y Posparto, y Apoyo al Tratamiento.

Sobre el mismo tema,  el doctor Alejandro Koppmann, psiquiatra de Clínica Alemana, en la página web de dicha entidad, mencionó que : “Las hormonas influyen, pero no lo suficiente como para provocar una depresión”.

Post parto el 70% de las mujeres sufre síntomas emocionales menores durante las dos semanas que siguen al alumbramiento a los que se les llama “blues” y son, generalmente, transitorios.  Para Koppmann; sin embargo, “el 10% de este grupo mantiene o agrava estas manifestaciones después de 15 días de dar a luz, lo que implica un riesgo para el desarrollo de depresión postparto llamada también depresión puerperal”.

Hay que tener en cuenta que lo principal además del apoyo que te darán donde te trates, es el soporte de la familia y pareja. Ahora, debes informar a tú médico en caso que en alguna etapa de tú vida presentaste una estructura de personalidad depresiva.

 “La DPP, se asocia a trastornos psiquiátricos previos, especialmente trastornos afectivos, depresiones recurrentes y trastorno bipolar”, según el doctor Dr. Víctor Lermanda, académico de la Facultad de Medicina de la U. Andrés Bello.

Los cambios hormonales durante el período del postparto pueden gatillar síntomas de depresión postparto. Además, que tus emociones estén más a flor de piel. También puede influir que debes asumir un nuevo rol, el ser madre, hace que te sientas sobre pasada y dudes de todo el peso que se viene sobre tus hombros.

Una vez que te detecten clínicamente Depresión posnatal  lo más seguro es que te traten con opciones terapéuticas y  farmacológicas, éstos actualmente, no se traspasan a la leche materna.

Con la  Depresión puerperal tú hijo se verá afectado; lo puedes evitar, no vas a los controles y no sientes ganas de estimularlo ocasionando que vaya desarrollándose más lento que sus pares. Tampoco quieres quedarte sola con él e incluso en caso extremos piensas en hacerle daño, informó el Protocolo de Detección de la Depresión durante el Embarazo y Posparto, y Apoyo al Tratamiento.

Trata de hablar de lo que te sucede con amigos, compañeros de trabajo pide ayuda, hay grupos que apoyo la idea es que puedas disfrutar el nacimiento del bebé, el rol de madre, ya que por aunque tengas más hijos, siempre vivirás experiencias nuevas.

Recuerdas a tú progenitora decir: ¿a nadie le enseñaron a ser madre?, bueno deja de ser tan perfeccionista no te sobre exijas y de a poco avanzarás con los apoyos emocionales, terapias y medicamentos, lo importante es que te trates y lleves al pié de la letra los consejos y horarios de tus medicaciones.