Dormir durante el embarazo ¡Toda una odisea!

dormir durante el embarazo

Muchas mujeres refieren trastornos al dormir durante el embarazo, principalmente en el último trimestre. Esta dificultad para conciliar el sueño tiene múltiples causas;  factores hormonales, los movimientos del bebé, tensión muscular en la espalda, necesidad de orinar durante la noche y por supuesto el gran aumento de volumen abdominal que hace difícil encontrar una posición cómoda.

Dormir bien es esencial para todos los seres humanos, más aun durante el embarazo ya que nos permite enfrentar el día a día con energía, controlar el estrés, mantener un buen ánimo, oxigenar mejor nuestras células, controla el peso corporal, la presión arterial entre otros. Es por esto que debemos estar atentos a los signos y síntomas de un trastorno del sueño para recurrir pronto a un especialista.

¿Qué efectos tiene la alteración del sueño durante el embarazo?

  • Cansancio constante
  • Disminuye el desempeño laboral
  • Menor concentración
  • Irritabilidad
  • Aumento del riesgo de hipertensión, obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.
  • Disminución del crecimiento intrauterino
  • Bajo peso al nacer

Las alteraciones del sueño pueden presentarse desde el inicio del embarazo ya que los cambios hormonales aumentan los requerimientos de sueño ocasionando fatiga. Las hormonas responsables son la progesterona que aumenta la inflamación en los tejidos de la garganta, el estrógeno el cual relaja los vasos propiciando una mayor inflamación y la relaxina que relaja los músculos y articulaciones aumentando el riesgo de colapso de la vía aérea lo que ocasiona muchas veces la apnea de sueño.

Con el pasar de las semanas aumenta la circunferencia abdominal ocasionando dificultades respiratorias por el ascenso del diafragma y reflujo gastro esfofágico, además por la presión del feto sobre la vejiga, las embarazadas deben orinar varias veces durante la noche lo que impide lograr un sueño profundo y reparador.

Consejos para lograr un buen dormir

  • Si tienes autorización médica para realizar actividad física, practícala regularmente, esto te mantendrá activa, disminuirá los calambres y te hará dormir más relajada.
  • Una alimentación equilibrada  y buena hidratación, evitando comidas muy condimentadas o con cafeína, disminuirá el riesgo de reflujo y la sensación de pesadez.
  • Existen grandes cojines tubulares especialmente diseñados para embarazadas, los que te ayudarán a lograr una posición cómoda al dormir.
  • Descansar sobre el costado izquierdo evita comprimir la vena cava para no enlentecer su circulación.
  • Si ya intentaste con estos consejos y aun no puedes conciliar el sueño, cuéntaselo a tu médico ya que el descanso es fundamental tanto para ti como para tu bebé