Dudas y respuestas sobre el cabello de los bebés

Los niños podrían venir con manual de instrucciones, pero lamentablemente no es así… Para eso existen las madres, doctores y sitios como este. Luego de preocuparte de lo más importante de tu recién nacido, que coma bien, que esté sano, que vaya ganando peso… puedes preocuparte de otros detalles, como el cabello. Acá te resolveremos algunas dudas que puedes tener para que sepas qué es lo normal en cuanto al cabello del bebé y no te preocupes de cuestiones sin importancia.

¿Por qué si mi hijo nació con pelo se le está cayendo?

Lo que está perdiendo en realidad no es cabello propiamente tal. Se trata del lanugo. Es una fina capa de vello que ejerce una función aislante y protectora. Le crece por el cuerpo para que la piel no se ablande en exceso por el contacto continuo con el líquido amniótico. En general los bebés pierden este lanugo antes del parto, pero hay bebés que lo pierden después. Suele quedar mayor cantidad en la cabeza, hombros y espalda. Por el roce con la ropa y el movimiento natural, se irá cayendo con las semanas.

Mi pareja y yo somos morenos, ¿por qué ha nacido con el cabello claro?

La genética juega un rol muy importante, pero a pesar de esto la mayoría de los niños nacen con el cabello más claro de cómo lo tendrán al crecer. Amenos que los padres sean muy morenos, el bebé puede nacer trigueño o rubio. Esto se debe a dos razones. Primero a que los melanocitos, células responsables de dar el color, todavía están inmaduros. En segundo lugar, es porque la actividad sebácea aún no se equilibra. La grasa tiende a oscurecer el cabello, así que cuando esté regulada probablemente el cabello se oscurezca.

¿Debo cortarle el pelo para que crezca fuerte?

Muchas veces se decide cortar el cabello a los bebés recién nacidos. Hay quienes creen que se hace para que salga más fuerte, pero eso no sucede. La decisión de cortar el cabello pasa porque tenga el pelo más uniforme, ya que los bebés pueden nacer con algunos pelones. Tú decides si cortarle o no el cabello, pero no habrá diferencia en su fuerza.

¿Qué hago si mi hijo tiene costra láctea?

Ya te hablamos en otro post sobre la costra láctea que puedes ir a leer. Pero resumiendo, debes lavar la cabecita de tu bebé con un champú delicado y masajeando para que las escamas se desprendan. También puedes hacerlo con un aceite emulsionado para reblandecer la costra. Lo importante es no sacarla con las uñas ni de manera muy brusca, ya que puede causar heridas. Si el bebé se encuentra molesto o no mejora, llévalo al pediatra para que te indique otro tratamiento.

¿Cómo debo lavarle la cabeza?

Lo primero es tener claro que debes hacerlo de manera delicada. Su piel es más sensible que la de un adulto o un niño más grande. Acostúmbrate a pasar todos los días una esponja humedecida, así sacarás el sudor que se acumula y evitas o tratas la costra láctea.

Lo más recomendable es que le laves la cabecita al final del baño, ya que es la parte del cuerpo que más calor pierde y si la mojas al comienzo puede enfriarse. Cuando aclares con agua evita que le caiga a los ojos, esto podría molestarlo bastante. Luego de bañarlo y al ponerle la toalla preocúpate de cubrirle la cabeza, como te decíamos por ahí pierde calor. Las toallas con capucha son ideales.

¿Qué mas debo saber?

Dos cosas. lo primero es que los bebés pierden más pelo que lo adultos, así que si ves que se le cae mucho, no te asustes. Esto es porque sus raíces aún no son tan fuertes, se están formando.

Lo segundo que debes saber es que practicarle un masaje suave en la cabeza, con las yemas de los dedos o un cepillo de cerdas suaves, estimulará la circulación sanguínea. De esta manera se fortalecerán los folículos ayudando al crecimiento del cabello.

5/5 (1)

Te gusto?