EL INICIO DE LA LACTANCIA

EL INICIO DE LA LACTANCIA
Luego de la “era del relleno” hemos perdido referentes de lactancia, nuestras madres, tías, amigas, muchas veces no tuvieron la oportunidad de dar el pecho, o lo dieron pero el personal de salud les llenó de mitos y miedos.
Y no pudieron continuar su lactancia. De tal manera que algo muy sencillo y natural se ha vuelto complejo y excepcional.

Es por esto que cobra gran importancia informarnos si queremos lograr una lactancia exitosa, puedes acudir a talleres o grupos de lactancia, o conversar con una asesora de lactancia que te guíe, ojalá durante el embarazo, ya que tienes más libertad para desplazarte, y es muy importante tener presente desde el nacimiento de tu hijo que la lactancia “se debe cuidar”.

Si tu guagua nació a término y sano, ya sea por parto o cesárea no existe ningún motivo real para separarlos. Pesarlo, medirlo, vacunarlo, examinarlo, pueden esperar. Lo primero que necesita tu hijo al nacer es el consuelo de tu pecho. Es necesario hacer un plan de parto y dejar claro a tu equipo médico que deseas amamantar dentro de las dos primeras horas de nacido, ojalá en el mismo pabellón, en muchas clínicas el bebé toma lechecita y conoce a su mami mientras te ponen los puntos de la cesárea o episiotomía. Dicho plan de parto, avalado por tu doctor debe indicar también LACTANCIA EXCLUSIVA y que tu bebé permanezca contigo día y noche.

Muy amable el personal paramédico se acercará a ti diciendo, “mamita está cansada”, “me llevo a su guagüita para que duerma”, no tienen ningún fundamento, esa noche de descanso (no será tal con la angustia de estar lejos de tu bebé y menos en cama de hospital) puede ser el inicio del fin de la lactancia, ya que al tomar relleno antes que se establezca la lactancia cambia su patrón de succión y por tanto, no se enganchará bien, no podrá activar el reflejo de eyección y será muy difícil, aunque no imposible, lograr lactancia exclusiva.

Los primeros enganches deben ser espontáneos, esto te asegura que será perfecto, tu guagua es experta en tomar pecho, si no se ha interferido ofreciendo mamaderas o chupetes, será perfecto y evitará grietas en los pezones. Con enganche espontáneo me refiero a que dejes que el experto (tu hijo) haga el trabajo solo descubre tu pecho y ponlo cerquita, te va a oler, mover su cabecita, probar y cuando esté listo abrirá bien su boca y tomará el pecho correctamente.

No es necesario, “hacerte pezón”, ni preparar el pecho de ninguna manera, la succión se realiza sobre la parte inferior de la areola (parte oscura de tu pecho) y aunque tu pezón no sobresalga tu guagua sabrá engancharse adecuadamente.

Te invito a acudir a reuniones de la Liga de la Leche o algún grupo de lactancia en tu ciudad y vivir una lactancia exitosa, tranquila, empoderada y feliz.

Paula Miranda Olivos.