El nuevo Papá 2.0

el papa 2.0

El papá 2.0 nace cuando el futuro papá pregunta:   ¿qué significan las dos líneas en el test de embarazo? desde ese momento comienza la travesía, un camino muchas veces desconocido, lleno de dudas e  incertidumbre.

Cuando una familia espera a un nuevo integrante, todo es un revuelo y felicidad en el hogar, pero también aparecen inseguridades en madres y padres. Las mujeres  tienen 9 meses de preparación y conexión con el pequeñito pero el papá no, por lo que puede angustiarse ya que no sabe cómo ayudar para realizar bien las tareas y se puede sentir un poco más lejano en la espera.

El modelo de Papá 2.0, puede ser bastante exigente desde el punto de vista de un hombre que fue padre hace 30 años atrás. Desde hace no mucho tiempo, la mayoría de los hombres disfrutan participando desde el primer instante, cuando se enteran de la llegada de su hijo. Antiguamente todos los cuidados prenatales eran de exclusiva responsabilidad de la madre, ahora los futuros padres asisten a los controles médicos, ecografías, compras, decoración de la habitación e incluso algunos se animan a  pintar con sus propias manos para tener todo listo al momento del nacimiento.  Este proceso ayuda mucho al papá 2.0 a conectarse con el bebé ya que se vuelve una pieza clave, incluso hemos escuchado a papis decir “tú cuida su casita estos 9 meses mientras yo preparo la que tendrá después”. Antes, esto era prácticamente imposible, todas las decisiones respecto al bebé eran tomadas por la madre y el papá cumplía solo el rol de proveedor.

¿Cuál es la diferencia entre el modelo antiguo de papá y el papá 2.0?

El papá 2.0 ha demostrado mayor interés en formar parte del desarrollo de sus hijos participando activamente en la crianza desde el nacimiento, una muestra de eso es que ya no nos llama la atención ver a un papá con bolso de bebé y coche en una plaza.

Algunas generaciones atrás el rol del padre era muy distinto al de hoy, por lo general era quién trabajaba, llegaba muy tarde y por ende se involucraba poco con sus hijos, imponía autoridad, orden y respeto siendo la madre la que brindaba amor y comprensión. Es decir la crianza quedaba en manos de la madre.

Antiguamente el padre era una figura autoritaria y su palabra no era cuestionable lo que generaba una relación verticalista con los hijos, los padres de hoy prefieren buscar ayuda y leer respecto a temas de crianza para hacerlo  lo mejor posible  siendo una figura de autoridad (no autoritaria) que les brinda bienestar y  amor de manera tal de ser responsable de su paternidad, demostrando sus sentimientos sin ver esto como debilidad (estas demostraciones antes no eran permitidas).

Actualmente, en la mayoría de los casos, el padre es una figura presente, cambia pañales, da biberón, bota los gases, hace comida, baña a su hijo, despierta por las noches e incluso puede solicitar un permiso post natal.

Sin duda la llegada de este papá moderno o papá 2.0 beneficia mucho a los niños y a la unión familiar ya que ambos padres pueden cuidar igualmente a sus hijos y ellos pueden disfrutar de mamá y papá enriqueciendo su desarrollo.