Embarazo y Calor…. Mala combinación para la retención de líquido

0
183
embarazo y calor
ads3

Es un clásico que a las embarazadas les pregunten muy frecuentemente la fecha probable de parto, en mi caso cuando les contesto que será entre enero y febrero de inmediato comienza la lluvia de consejos para aliviar “lo terrible” que viene en los meses de calor. En un comienzo hice caso omiso a tan malos augurios porque claro, aun no comenzaba a subir la temperatura pero ya desde hace un tiempo comencé a recordar cada una de las palabras que me decían porque lamentablemente ¡Eran Verdad!. En mi caso todo comenzó con los malestares nocturnos, si bien mis piernas no estaban hinchadas, tenía una molesta sensación de pesadez que no me dejaba dormir por lo que comencé a buscar cojines para intentar resolver el problema levantando un poco las piernas. Si bien en un comienzo tuvo buenos resultados, al pasar los días ese malestar fue aumentando hasta que me dejó noches completas sin dormir por lo que tuve que pasar al siguiente nivel. Una mañana que me ví al espejo con ojeras hasta el suelo y un mal genio terrible coordiné mi primera sesión de drenaje linfático con una kinesióloga de Promam (www.promam.cl) que es especialista en drenaje linfático prenatal, esperé con ansias su llegada a mi casa lo que es muy cómodo porque no necesito ir a ningún lugar, ella llegó con la camilla y todo lo necesario para la sesión, en fin tuve una hora del más agradable y relajante drenaje linfático que aunque suene cliché simplemente me cambió la vida porque no lograr dormir en toda la noche por varios días produce un efecto espantoso en mi rutina diaria y no sólo eso, la molestia en las piernas y pies realmente me estaba matando.

Ahora los drenajes linfáticos son parte de mi vida, como rutina los realizo 3 veces por semana y mis pies saltan de alegría cuando llega la kinesióloga a mi casa! Además de mis sagradas sesiones semanales, cada día antes de dormir tomo una ducha fresca y utilizo una crema que enfría mis pies lo que alivia la sensación de calor que produce el ajetreo constante del día.

En conclusión, gran parte de lo que dicen del verano y el embarazo es real pero tranquilas que todo tiene solución!

ads4