Se acerca la amenaza…. Enfermedades respiratorias en Invierno

La llegada del invierno trae consigo una serie de amenazas que pueden afectar la salud de nuestros hijos, los cambios bruscos de temperatura y humedad atmosférica pueden debilitar el sistema inmune y mecanismos de defensa lo que junto al aumento de virus, bacterias y contaminación ambiental logran finalmente enfermar a los más vulnerables de nuestro hogar.

Las enfermedades respiratorias son el motivo de consulta médica y hospitalización más frecuente en la época de invierno, la gravedad de cada caso depende directamente de la edad del niño siendo más complejas en menores de 3 meses.

Los factores que propician el contagio son la vulnerabilidad de los sistemas de defensa de la boca y nariz, poca higiene en las manos, contacto directo con personas enfermas, poca ventilación y lugares cerrados o con aglomeración de personas, es por esto que debemos evitar llevar a nuestros pequeños a centros comerciales, supermercados y servicios de urgencia si no es totalmente necesario.

La mayoría de los cuadros respiratorios pueden ser manejados en casa llevando a cabo las indicaciones del pediatra, sin embargo existen signos de alerta que requieren de atención inmediata en un servicio de urgencia tales como la respiración dificultosa, fiebre alta y mantenida, decaimiento excesivo, rechazo al alimento y congestión nasal en menores de tres meses.

¿Cómo prevenir?

Mantener una optima nutrición en nuestros hijos
Evitar espacios cerrados y con muchas personas como centros comerciales, cines y supermercados.
Limpieza frecuente de juguetes
Ventilar el interior de la casa por lo menos una vez al día.
Evitar el humo del cigarrillo y calefacción de carbón o leña.
Propiciar el lavado de manos frecuente y enseñar a los niños y adultos que frente a un estornudo o tos deben tapar su boca y nariz utilizando el antebrazo y no las manos.