¿Cuánto se debe engordar durante el embarazo?

0
264
ads3

Engordar durante el embarazo…

Ésta es una de las preguntas que todas las mujeres se hacen cuando se enteran de que están embarazadas.
Se considera que la ganancia ponderal adecuada para una mujer sana, con un índice de masa corporal adecuado al inicio de la gestación, debe ser de 10 a 13 kg. Este dato no debe ser seguido de forma estricta, ya que hay una gran variabilidad entre las mujeres. Siguiendo las tablas ajustadas a la mujer, no se debería en ningún caso engordar más de 16 ni menos de 5 kg. Esta ganancia de peso de divide aproximadamente en varios componentes:

– Feto: un feto a término pesa aproximadamente 3000 grs
– Placenta: 600 grs
– Líquido amniótico: 800 grs
– Útero: el útero grávido aumenta su masa muscular. 900 grs
– Mamas: aumentan su volumen. 400 grs
– Volumen sanguíneo: durante la gestación hay un aumento progresivo para satisfacer las necesidades de la circulación general materna y la placentaria. 1800 grs
– Líquido intersticial: aquél que hace que la gestante esté “hinchada”. 1200 grs
– Depósitos de grasa: 1600 grs

Las variaciones entre mujeres suelen ser a expensas de los depósitos de grasa y del líquido intersticial en las gestaciones a término de bajo riesgo. La ganancia de peso durante el embarazo suele tener 4 fases:

Durante el primer trimestre, es bastante frecuente que el peso aumente poco o se mantenga estable. El apetito no sólo no suele aumentar, sino que puede estar disminuido. Están además las típicas náuseas y vómitos.

En el segundo trimestre hay que prestar especial atención a la alimentación. La gestante tiene un aumento importante del apetito, con gran avidez por el agua y la sal, y surgen los “antojos”. Hay que procurar mantener una ingesta adecuada y una alimentación variada y equilibrada. La madre empieza a reservar energía para el parto y los días posteriores.

En el tercer trimestre es cuando se produce la mayor ganancia de peso, aproximadamente 500 g por semana. Coincide con la etapa de máximo crecimiento fetal. Además el organismo materno sigue reservando energía.

Durante los últimos 15 días el peso suele mantenerse estable. Estas recomendaciones no deben sustituir nunca al consejo de tu ginecólogo. Él individualizará tu caso. Ante cualquier duda, consúltalo con él.

ads4