Esculturas de bebés a través de ecografías 3D tecnología en el embarazo

ecografías 3D
ecografías 3D

La tecnología cada día avanza más y ha llegado con herramientas para poder ver y tocar a los bebés antes de nacer.

El momento en que una madre y padre ve y siente por primera vez a sus hijos es sin duda uno de los momentos más emocionantes en la vida es por esto que una empresa Brasileña Tecnología Humana 3D ha desarrollado una técnica que convierte las ecografías 3D en miniesculturas del feto.

 ¿Para qué fue creada esta tecnología?

Inicialmente fue creada con la finalidad de detectar malformaciones en los bebés pero no logró cumplir con dicho objetivo. Sin embargo si fue exitoso en el caso de padres no videntes ya que estas esculturas permiten a  los padres del bebé conocerlo a través del tacto antes de nacer.

Cuando los padres llegan a la consulta para realizar una ecografía se encuentran con las emociones a flor de piel ya que conocerán su bebé o verán cómo ha crecido mes a mes,  los movimientos de sus brazos y piernas y las nuevas posiciones que ha adoptado, pero cuando alguno de ellos es no vidente puede perder esta gran oportunidad, para  ellos que no pueden verlos, la opción de tocarlo y reconocerlo de esa manera es sin duda algo mágico.

Algunos psicólogos propusieron el uso de estos modelos cuando existen embarazos riesgosos o no viables para que en caso de pérdida los padres tengan un recuerdo de su pequeño. Esto actualmente está muy cuestionado por otros especialistas ya que las ecografías tienen una finalidad diagnóstica que no debe transformarse en una moda y además se teme que esto pueda ser dañino en el proceso de duelo.

Estas esculturas ya se están comercializando y tienen un valor aproximado de 120 Euros (en un bebé de 12 semanas).

Una Agencia de publicidad venezolana se asoció con Huggies para dar una gran sorpresa a una futura madre de 30 años la cual había quedado ciega a los 17 de manera tal que pudiera conocer a su bebé en la ecografía tal como lo hace la mayoría de las mamás del mundo.

“Cuando me puse la mano en el estómago y sentí su pequeña cabeza en el otro lado y sus pequeñas manos en movimiento, es como si realmente estuviéramos unidos y nada nos pudiera perjudicar” fueron las palabras de la futura mamá que recibió el maravilloso regalo.