Especialistas de Harvard entregan 6 claves para criar niños sanos y felices en tiempos de mucha tecnología

criar niños sanos y felices

Especialistas de Harvard entregan 6 claves para criar niños sanos y felices en tiempos de mucha tecnología. Basta con leer algunos artículos o ver televisión para que aparezcan muchas críticas a los padres que permiten el uso de artefactos tecnológicos por parte de sus hijos pequeños, sin embargo nos olvidamos que algunos de ellos son muy útiles para ayudarlos en su desarrollo. Los especialistas coincides en que la tecnología en si no es mala para los niños siempre y cuando su uso sea criterioso y esté acompañado de una serie de actitudes por parte de los padres:…

1.- Pasa la mayor cantidad de tiempo de calidad que puedas con tus hijos: esto no quiere decir que tu estés viendo tu celular y tu hijo jugando en una tablet, hagan cosas juntos, hablen de lo que pasó durante el día, pregúntale como fue su jornada, que cosas nuevas aprendió y tu también cuéntale que sucedió contigo, no olvides que tus hijos se interesan por ti.

2.- Dile en voz alta todo lo que sea importante: Siempre nos dicen que los actos dicen más que las palabras, pero no hay que quitarle importancia a las últimas. Todos necesitamos escuchar que nuestros padres nos aman, que se preocupan por nosotros y que podemos contar con ellos.

3.- Promueve el deporte en tus hijos: Llévalos, acompáñalos y si puedes participa en sus actividades deportivas.

4.- Enséñale la importancia de la amabilidad y gratitud: los niños que toman en serio sus responsabilidades, que son generosos, que ayudan al resto y que dan las gracias son más felices, compasivos y menos rencorosos.

5.- Es importante poner atención a las emociones de los niños: Cuando son pequeños les cuesta expresar lo que siente por lo que es fundamental que los padres los ayuden a comprender y expresar lo que les pasa para evitar la frustración.

6.- Abrir los círculos sociales: Muchos niños están acostumbrados a compartir con un número muy limitado de personas, pero lo ideal es que conozcan el mundo con todas sus aristas, culturas, realidades sociales y religiosas para que logren empatizar con cada una de ellas.

Criar niños empáticos, sociables, preocupados y solidarios no es un trabajo fácil pero todos lo podemos hacer.

Prepara a tu hijo para la vida y no la vida para tu hijo.