Evita estos errores en el post parto

post parto

El post parto no es una etapa fácil. Las seis semanas siguientes a dar a luz es un periodo al que se le llama puerperio y suele ser uno de los momentos más complejos. Pero no te preocupes, el tiempo pasa y todo irá equilibrándose y llegando a un orden. Te contaremos errores que debes evitar en este tiempo para que lo pases de la mejor manera.

Darte un baño

Justo después de tener a tu hijo no es bueno que te des un baño, mejor opta por la ducha. El cuello del útero no estará sanado del todo y podrías tener alguna herida que se infecte.

No beber suficiente agua

El agua es necesaria siempre. Pero en el momento del post parto es aún más importante, sobretodo si estás dando leche ya que mientras más agua tomes mejor será el volumen de leche. Intenta tomar entre 2 y 3 litros diarios para tener bien cubierta tu hidratación.

Comenzar una dieta

Está bien, después de un embarazo queremos bajar esos kilos que ganamos. Pero este no es el mejor momento para comenzar dietas estrictas. Piensa que debes comer nutrientes suficientes para alimentarte a ti, pero también a tu hijo a través de la leche.

Comer en exceso

No se trata tampoco de ir al otro extremo. No debes iniciar dietas, pero tampoco comer como si el mundo se fuera a acabar. Evita las calorías vacías que no aportan nutrientes, come de manera saludable para recuperar pronto tu figura y alimentar sanamente a tu bebé.

Excederte en la limpieza de los puntos

Si tuviste una cesárea o te hicieron la episiotomía no laves la herida constantemente. Para que cicatrice debe estar seca, ya que la humedad ralentiza el proceso de cicatrización. Pregúntale a tu médico cuál es la frecuencia ideal de lavado y sécalas ojalá con el aire del secador de pelo y no frotando con toalla.

Pensar que no puedes quedar embarazada

Quizás quieres otro hijo, pero ¿tan pronto? Aunque la lactancia puede inhibir la ovulación, de todos modos hay probabilidades de tener otro embarazo prontamente, así que habla con tu médico para saber qué método anticonceptivo es el ideal para ti.

Hacer demasiada actividad física

Tu cuerpo sufrió grandes cambios y necesita recuperarse. Volver a la normalidad no ocurrirá de un día para otro, el proceso es más lento. Pregúntale a tu médico cuál es la actividad física que puedes realizar y con qué frecuencia e intensidad.

No tener cuidado con la lactancia

Y acá se incluye todo. Cuidar las mamas para evitar grietas en el pezón. Tener una postura correcta a la hora de amamantar para evitar dolores musculares. Y por supuesto alimentarte bien para traspasar eso al niño. En esta etapa consumir calcio es importante, así que hazte amiga de la leche, los quesos y el yogurt.

Estos son algunos errores comunes con los que debes tener cuidado. En el post parto estarás cansada, pero verás que pasará lo más difícil y podrás disfrutar a concho la maternidad.