Mi experiencia con el BLW I

¿Qué es BLW?

El Baby Led Weaning (BLW), también conocido como “Alimentación complementaria dirigida por el bebé o a demanda“, es un método gradual de introducción de la alimentación complementaria.

Pero, ¿qué quiere decir esto?

Pues que es un método que permite al bebé pasar de la lactancia a la alimentación a demanda, siendo ellos mismos los que regulan la cantidad y el tipo de alimentos que van a consumir.

¿Cuándo pueden empezar?

 Se recomienda a partir de los 6 meses, pero también hay que tener en cuenta algunos datos importantes del bebé:

  • Se mantiene sentado y erguido sin ayuda.
  •  Ha perdido el reflejo de extrusión (no escupe lo que tiene en la boca)
  •  Muestra interés por la comida.

En nuestro caso comenzamos justo cumplidos los 6 meses de edad, pero no te preocupes si tu bebé aún no está preparado, respeta sus necesidades, ya que cada bebé lleva su ritmo, y no por eso significa que vaya más atrasado que los demás niños.

¿Cuál es nuestra función?

Nosotros tenemos que poner a su alcance alimentos sanos y variados y dejar que coman lo que quieran (adaptados siempre al bebé)

Lo ideal es sentar al bebé a la mesa con la familia y así permitir que participe con naturalidad en la hora de la comida.

¿Cómo le ofrezco los alimentos?

  1. Debes comenzar ofreciendo los alimentos de uno en uno y durante 3 días antes de cambiar o introducir uno nuevo. (así sabrás si le da alergia)

Nosotros simplemente le dejábamos los alimentos en su mesa y esperábamos a que el los cogiera, no se los introducíamos nunca en la boca.

  1. Los trozos deben ser siempre algo más grandes que su puño.
  2. La forma es todo un mundo, la  que mejor les va suelen ser palitos alargados pero es difícil cortar todos los alimentos de esa manera, por lo que tendrás que ir adaptándote según se los vas dando.
  3. Los alimentos demasiado duros no podrán masticarlos con las encías. Podemos aplastarlos con los dedos para comprobarlo.
  4. No te confíes nunca, para evitar sustos obsérvalo siempre cuando come.

Mi experiencia personal

Como ya os comentaba más arriba, nosotros comenzamos con Leo a los 6 meses de edad.

El primer alimento que le ofrecimos fue el plátano, era muy difícil de coger porque se le resbalaba de las manos, por lo que decidimos dejarle un trozo de piel para que pudiera sujetarlo mejor. Seguimos con el brócoli, este le resultaba muy fácil de coger y además le encantó (únicamente cocinado al vapor sin sal). Después probamos con el aguacate el cual fue un fracaso total! Y poco a poco fuimos introduciendo el resto de alimentos (os dejo un enlace a un video al final del texto)

No desesperes si algún alimento lo rechaza y prueba con otro.

A medida que introducíamos más alimentos le preparábamos platos más elaborados, hasta hoy en día.

Con 16 meses come prácticamente de todo y maneja los cubiertos y el vaso. No preparamos comidas especiales para él, sino que come  lo mismo que el resto de la familia.

Un dato importante a tener en cuenta es que se ensucia mucho, ya que sobretodo al principio la mayor parte de los alimentos acaba en el suelo o sobre el bebé, pero nada que no se arregle con un poco de agua y jabón.

Mi recomendación personal es que uses baberos de plástico de manga larga que después se pueden lavar fácilmente y también puedes poner en el suelo un trapo o una camiseta vieja (algo que no importe ensuciar, ya que las manchas de algunos alimentos son muy difíciles de quitar)

La opción ideal si estamos en verano es tenerlo solo con el pañal. Un baño después de comer y listo.

También puedes encontrar artículos especiales para el BLW en tiendas especializadas  para bebés, pero esta opción es más económica si no quieres gastarte mucho dinero.

Estas son unicamente unas recomendaciones personales, pero existen multitud de libros y guías e incluso páginas de internet donde podréis resolver todas vuestras dudas e incluso encontrar infinidad de recetas.

Esto del BLW es mucho más fácil de lo que pinta lo que pasa es que nuestra generación está acostumbrada a las papillas. Una vez que empiezas, ya no hay vuelta atrás.

¡Disfrútalo!

Aun no tiene Votaciones

Te gusto?

Compartir
Artículo anteriorLactancia materna v/s mamadera
Creciendo Con Leo
Soy una mamá primeriza de un inagotable bebé de 15 meses llamado Leo. Me encantaría poder compartir con vosotros nuestras experiencias, vivencias y dudas sobre el embarazo y la maternidad y también conocer todas las vuestras. Gracias por leernos!