La llegada del segundo hijo… todo cambiará

0
656
La Llegada del Segundo Hijo todo cambiara
ads3

La llegada del segundo hijo es muy emocionante, aunque los padres ya han pasado por un embarazo y parto antes, ahora ya no están solos, tienen un hijo mayor y por lo tanto una serie de responsabilidades y preocupaciones además de la preparación de la llegada del segundo bebé, algunos padres incluso sienten temor ya que no saben si podrán amar tanto al segundo hijo como al primero, es difícil imaginar tanto amor, pero sin duda lo harán.

Una de las inquietudes es cómo preparar al hermano mayor para la llegada del segundo hijo, un hermoso momento, es importante hablar y explicar lo que pasará para así disminuir la ansiedad tanto de él como de su entorno.

¿Qué cambiará?

El segundo embarazo es diferente, posiblemente que con el primero todo giraba en torno a la madre, pero en el segundo todo cambia, hay un pequeño que cargar en los brazos, quizás algunas mudas, baños etc las cuales son actividades intransables por lo que es posible que la madre se canse más.

Ya no será solo un bebé, cuidar dos niños a la vez requiere mayor organización en las rutinas, es posible que las horas de sueño de los padres disminuyan y que el tiempo libre sea escaso al comienzo. La edad del hijo mayor es muy importante a la hora de la organización, si es grande y ha tomado bien la llegada del bebé, es posible que sea de gran ayuda y que colaboré bastante pero si es pequeño o no lo ha tomado bien, será un estrés para sus padres ya que de una u otra manera deberán hacer malabarismos con las horas para alcanzar a dedicarle tiempo a ambos como corresponde.

Una de las diferencias positivas es la experiencia y confianza, los padres ya tienen habilidades, destrezas y conocimientos como para enfrentar las rutinas diarias, es posible que para limpiar el cordón umbilical del primer bebé o para cada muda demoraran horas, pero con el segundo todo es más rápido.

¡¡¡Vas a tener un hermanito!!!

La llegada del segundo hijo, un bebé llega a casa!, siempre trae consigo una serie de cambios, las rutinas son diferentes, el tiempo libre disminuye y gran parte de la atención se enfoca en este nuevo integrante. Sin una buena preparación, los niños que pasan de ser hijos únicos a hermanos mayores pueden sentirse desplazados, celosos, muchos de ellos intentan llamar la atención con comportamientos de niños pequeños tales como chupar chupete, hablar como bebes, pataletas, berrinches a la hora de comer etc. Estas conductas debemos manejarlas con cariño y no con reproches, los padres tienen que reforzar positivamente al niño ya que necesita saber que están orgullosos de él, demostrarle y recalcarle todo el amor que sienten, es muy importante dedicar tiempo exclusivo  para él donde haga preguntas, resuelva sus inquietudes y comparta con sus padres. El niño debe saber que el papel de hermano mayor tiene muchos beneficios, que no implica menos atención y una buena forma de decírselo es con un regalo el día que nazca su hermanito, este será un premio por ser el hermano mayor, pueden además decorar con él la habitación del bebé, para que se sienta una parte importante del proceso. Otra alternativa es que el hijo mayor acompañe a sus padres a las visitas prenatales para que conozca a su hermanito o hermanita en la ecografía y pueda así tener una imagen visual ya que antes de eso todo es muy abstracto … solo ve que a su madre le crece la pancita pero nada más.

Luego de la llegada del segundo hijo, intenta pedirle ayuda a tu hijo mayor en las tareas de muda por ejemplo el puede ir a buscar los pañales, sostener la ropa y entregarte los útiles de aseo para que así se sienta partícipe y no un extraño en este proceso de adaptación.

Tips para los padres y la llegada del segundo hijo:

–          Es bueno abastecer la casa de alimentos de rápida preparación ya que el tiempo para cocinar puede ser escaso.

–          Es bueno tener a mano una caja de juguetes entretenidos para entregarle al hermano mayor mientras la madre amamanta al recién nacido de manera tal que esté tranquilo y entretenido.

–      Si es posible busquen una red de apoyo, ya sea familia o amigos que los ayuden en momentos de mucho agotamiento.

–          Organicen el lavado de ropa, con un recién nacido en casa, los lavados son mucho más frecuentes.

–       No olviden tener un tiempo a solas como pareja, aunque sea un poco, y cada uno por separado para regalonearse con una salida a la peluquería, a ver futbol o lo que les guste de manera tal de renovar energías.

ads4