Los accidentes más comunes en los niños y cómo prevenirlos

0
132
ads3

Nos guste o no lo cierto es que nuestros hijos siempre están expuestos a tener accidentes. Más de alguna vez tendrán una caída, los golpeará un juguete o tendrán un chichón en la cabeza. Lo importante es prevenir al máximo estos accidentes y para eso debemos tener claro cuáles son los accidentes más comunes y cómo debemos prevenirlos.

Entre los 0 y 6 meses

A esta edad uno pensaría que casi no tienen accidente, pero los más frecuentes tienen que ver con la negligencia paterna. Caídas desde altura y accidentes de tráfico como pasajero son los más frecuentes. Para prevenirlos debemos ser cuidadosos, procurar que el bebé duerma en su cuna y sujetar bien las sillas de los autos. Es importante también que estén siempre bajo vigilancia.

Un miedo frecuente entre los padres con hijos de esta edad es el Síndrome de Muerte Súbita, aunque no se sabe bien qué lo provoca hay una serie de recomendaciones: que el bebé duerme boca arriba, no abrigarlo en exceso y tenerlo en un ambiente libre de humo.

De 6 a 12 meses

A esta edad empiezan de a poco a levantar el tronco. Y a medida que avanzan los meses se incorporan más y toman objetos. Los accidentes más frecuentes son golpes y caídas, intoxicaciones, atragantamientos y quemaduras. Para prevenir estos accidentes no se deben dejar objetos a su alcance ( a menos que sean ciertos juguetes de un tamaño que no puedas tragar y especiales para bebé). También hay que preocuparse de organizar un entorno seguro.

Las esclareas se deben proteger con barreras, no tener muebles con puntas peligrosas y usar elementos antideslizantes en las zonas inseguras, son medidas básicas. Evitar tener al niño en la cocina cuando están los fuegos en uso y no dejarle a la mano objetos pequeños, dentro de esto se incluyen los frutos secos que querrán llevarse a la boca, pero aún no puedes mascar. Recuerda que siempre deben estar vigilados.

De 1 a 3 años

¡Uf! Comienzan a caminar… Son cada vez más autónomos, pero aún son susceptibles a padecer accidentes. Las lesiones y atragantamientos siguen siendo los más comunes. Las intoxicaciones accidentales también se dan mucho, porque los niños quieren explorar y no saben a lo que se exponen. Es por eso que los artículos de limpieza y los medicamentos deben guardarse fuera de su alcance. Para evitar los atragantamientos hay que enseñarle al niño a comer correctamente, no se ríe ni se habla cuando están comiendo y tampoco se debe correr con comida en la boca.

De 3 a 6 años

A esta edad son más independientes. ya se comunican y comen solos. Además caminan muy bien. Los padres deben equilibrar la libertad y la seguridad. No hay que ser sobreprotectores, pero tampoco dejarlos hacer lo que quieran. Los golpes y caídas, las quemaduras y los ahogamientos son los accidentes más frecuentes.

En casa hay que tener cuidado con los enchufes y los electrodomésticos calientes, como la plancha o el horno. Fuera de casa hay que preocuparse de que los niños juegan en entornos seguros, zonas habilitadas en plazas, lejos de la calle. Nunca se los debe dejar solos en la piscina. Cuando anden por la calle enséñales las señales del tráfico y respétalas, el ejemplo es como más aprenderán.

Sin duda algún accidente sufrirán tus hijos, pero es tu responsabilidad que sea una anécdota y no algo más grave.

ads4