Los temidos piojos y cómo tratarlos

0
60
piojos
ads3

Cuando empieza a hacer más calor es común que algunos parásitos quieran apoderarse del cuerpo de nuestros niños. Los piojos son de los más comunes y es fácil que jugando en la piscina pasen de unos niños a otros. Los piojos son parásitos muy molestos que harán que tu hijo se rasque la cabeza constantemente y podrían pasar también a la cabeza de los adultos. ¡Por eso es importante erradicarlos lo más pronto posible!

Qué son los piojos

Como comentábamos los piojos son parásitos sin alas que se instalan en el cuero cabelludo. Los más afectados suelen ser los niños hasta los 12 años. Es común que se contagien en el colegio donde los niños juegan juntos, pero también en campamentos de verano y usando las piscinas. El contagio de los piojos no tiene relación con la frecuencia de lavado del cabello, un pelo limpio también puede tener piojos.

Cómo detectarlos

Lo primero que notarás es que tu hijo se rasca mucho la cabeza. Incluso cuando está dormido. Los piojos se alimentan de sangre, igual que los zancudos, y para obtenerla deben picar la piel, eso causa irritación y pica. Para confirmar que tu hijo tiene piojos debes revisar su cabecita. Anda mechón por mechón separando el pelo para ver el cuero cabelludo. Los piojos son difíciles de encontrar porque se escabullen, pero sus huevos, llamados liendres, se adhieren al pelo y no se mueven. Son pequeñas y de color blanco, con una buena luz y una lupa podrás verlas.

Cómo atacarlos

Una vez que confirmes que tu hijo tiene, debes iniciar el tratamiento. Puedes preguntarle al pediatra qué usar o también al farmacéutico. Existen distintos champús y lociones, debes leer bien cómo se usan para aplicarlo de la mejor manera y también que sea seguro. Generalmente vienen con un cepillo de dientes muy juntos que luego debes ir pasando por todo el cabello para retirar los piojos y liendres muertas.

La higiene en casa

Los piojos y liendres podrían haberse quedado en alguna toalla o ropa del niño, por eso es bueno hacer una limpieza. Lava bien las sábanas, toallas y ropa, ojalá con agua caliente. Los piojos no sobreviven en el agua a 55 grados o más. Aspira bien la habitación y limpia y ordena todo. Los peluches, si puedes lávalos en la lavadora. Si no, déjalos en bolsas plásticas bien cerradas, no aguantarán mucho sin alimentarse.

Cómo prevenirlos

La próxima vez es mejor que prevengas su contagio. El piojo no salta ni vuela, por lo que pasan de cabeza en cabeza a través del contacto directo. Dile a tu hijo que intente no jugar juntando las cabezas. Además, que no comparta prendas de ropa con sus amigos. Si en el colegio tienen toallas que sean de uso exclusivo para cada niño. Además, en niñas de pelo largo es recomendable que vayan con el pelo recogido. Si tu hijo está yendo al colegio y tiene piojos es importante que avises en la escuela para que puedan tomar medidas con los otros niños y erradicar toda la plaga de una vez.

También te puede interesar: Cómo fomentar la lectura en niños pequeños

 

ads4