Los Niños y sus mañas

los niños y sus mañas

Caos! La hora de la comida a veces puede ser una batalla campal! las mañas son recurrentes a esta hora. Tranquila no colapses hay varias alternativas para que tu pequeño se alimente bien y tú no quedes agotada.

Cuanto tu hijo no quiere comer y comienzan las mañas, hace pataletas o tira la comida al suelo, evita transformar tu casa en un campo de batalla o de persecución, no es necesario correr por toda la casa con un plato de comida,  sobornarlo con juguetes o paseos, mentirle o enojarte. Todos estos son graves errores que comenten muchos padres lo que hace que finalmente el problema pase de ser algo circunstancial a un conflicto prolongado por mucho tiempo.

La inapetencia en los niños no es una condición rara o algo que podamos decir que entra entre las mañas, es más, entre el 10 y 25% de los niños entre 2 y 5 años son llevados al pediatra porque no quieren comer, sin embargo es importante que si tu pequeño se vuelve inapetente consultes con tu médico para descartar cualquier patología que lo pueda estar provocando, si no hay nada extraño, el pediatra te explicará que luego del primer año de vida, el metabolismo del niño cambia lo que ocasiona inapetencia. En esta etapa los niños tienen un alza de peso entre 2 a 3 kilos anuales lo que equivale a un 20 o 30% del aumento experimentado durante el primer año.

¿Si mi hijo no tiene hambre que hago?

– Debes estar consciente que tu pequeño te observa todo el tiempo, por lo que si demuestras rechazo por ciertos alimentos, él actuará de la misma manera. Los sabores son gustos adquiridos, es importante que desde pequeño se alimente con gran  variedad de sabores para que posteriormente no los desconozca y le sean familiares.  Si los padres odian las legumbres será muy difícil que el niño coma lentejas mientras ellos comen pollo con papas fritas.

– Es importante que la hora de comer sea un instante para compartir en familia, idealmente sin distracciones como televisión ni menos gritos y alegatos.

– Genera una rutina de alimentación con las comidas principales y con pequeños snacks saludables. Evita los picoteos.

– Enséñale como debe comportarse en la mesa, si se levanta no puede volver a sentarse y comer, en ese momento debes retirarle el plato.

– El postre no es un premio, nunca lo extorsiones para que termine de comer su plato.

– No le ruegues ni le grites para que coma, si no quiere terminar su plato, simplemente lo retiras. Los niños no pasan hambre, cuando su cuerpo lo necesite te lo pedirá.

Tranquila!  El que tu hijo no coma en un par de horas no generará problemas en su salud. Si tienes imaginación prueba preparando platos divertidos con formas amigables como caritas de payaso con vegetales.