10 cosas que no debes olvidar si tienes un varoncito

0
231
Cosas que no debes olvidar si tienes un varoncito
ads3

 

Las mujeres que tienen un varoncito saben que por lo general son los mejores aliados de mamá. Tal como ocurre en el caso de las niñas que tienen a ser muy regalonas del papá, los niñitos son muy  cercanos a sus madres, esta conexión es especial y en ocasiones difícil de explicar, pero sin duda toda mamá que lo ha vivido entiende lo que hablamos. A continuación te dejamos algunos tips a considerar en la vida como mamá de niños.

10 cosas que no debes olvidar si tienes un varoncito
1.- Eres su primer y más grande amor

Tu hijo te amará incondicionalmente de la manera más sana que pueda existir, te darás cuenta al sentir el inmenso sentimiento que existe detrás de cada mirada, cada vez que te regale una flor del jardín o un dibujo que te muestre a ti como protagonista. El aprenderá de ti como amar a las mujeres y a ser amado por ellas.

2.-  Eres su modelo de mujer

Los niños verán en ti el comportamiento de una mujer, si eres fuerte y exiges ser tratada con respeto y amor por tu entorno, tu pareja e hijos ellos aprenderán que esa es la manera correcta de dirigirse a las mujeres por lo que cuando sean adultos serán muy respetuosos.

3.- Tienes al peligro en cuerpo de niño

Desde el momento en que abren los ojos hasta que vuelven a dormir por la noche, el día estará lleno de acción y peligro, muchos pequeños disfrutan trepando árboles, corriendo en zonas peligrosas, lanzándose de los muebles y tentando al peligro. Prepárate porque esto va en aumento, comenzará corriendo en triciclo, bicicleta y no te darás cuenta cuando quiera hacer paracaidismo.

4.- En tu vida aparecerán los trenes, autos, aviones, tanques, helicóptereros y todo lo relacionado.

De un momento  otro verás muchos de estos juguetes en tu casa, en ocasiones formando una divertida ciudad o a veces solo utilizados como proyectiles.

5.- Los niños juegan con mucho contacto físico

Dependiendo de la edad, puedes sorprenderlos realizando actividades un poco bruscas, es posible que más de algo rompan en la casa con sus pelotas u otros objetos así que intenta guardar todos los adornos delicados que no quieras que se rompan porque de un minuto a otro podrás encontrar a tu hijo sobre un sillón realizando malabarismo con tus cosas más preciadas al estilo Cirque Du Solei.

6.- Es posible que sientas que te equivocas en el diario vivir

Los niños tienden a ser más traviesos que las niñas por lo tanto, si no estás acostumbrada a vivir en un entorno con presencia masculina (por ejemplo si no tienes hermanos) es posible que pierdas la paciencia al no poder manejar bien la excesiva energía de tus hijos, o por otra parte tal vez no sabrás como participar en su juegos ya que lo más seguro es que sean muy distintos a los que jugabas cuando eras pequeña.

7.- Ropa de niños

Aquí tienes algo para relajarte, sin duda la ropa de los hombres es mucho más funcional que la femenina, la infinidad de combinaciones que utilizamos para vestir a las niñitas se reduce a short, pantalones, poleras y camisas. Ojo que a pesar de ser más fácil vestir a los niños que a las niñas es muy posible que las prendas terminen mucho más sucias y algunas rotas.

8.- Puede que sientas que el camino para criar a un varón es más fácil.

Te equivocas, tanto los niños como las niñas tienen etapas complejas en su desarrollo, por lo que no debes bajar la guardia ya que de una u otra forma debes acompañar a tu pequeño en todos los procesos a pesar de no haberlos experimentado durante tu desarrollo.

9.- Aprenderás un humor diferente

A veces es incomprensible para las mujeres como un grupo de varoncitos puede reírse cuando alguno de ellos eructa o elimina un gas y como ese caso aparecerán muchas interrogantes con respecto al humor masculino. Consejo, no trates de entenderlo, mejor ríe con ellos.

10.-  Criar a un hombre es un desafío maravilloso

A pesar de no vivir las experiencias de un desarrollo masculino, las madres tienen una hermosa tarea con sus hijos, la cual consiste en acompañarlos en su crecimiento como varoncitos entregándoles también toda la delicadeza y calidez femenina, serás tú quién le enseñará a ser respetuoso y a valorar a las mujeres. Esta responsabilidad es enorme pero cada mamá tiene todo lo necesario para llevarla a cabo.

Síguenos en Facebook

 

ads4