Para todas las mamás de mujercitas

0
285
para todas las mamas de mujercita
ads3

Para todas las mamás de mujercitas
Ser madre  de por sí es una tarea maravillosa que de una u otra forma transforma tu vida plenamente y cambia por completo muchas de tus estructuras. Pero ser mamá de una niñita puede ser aun más revolucionario. Es increíble la fuerza interior que puede tener una pequeña criaturita recién salida del vientre de su madre, el carácter que puede demostrar 4 kg de bebé, esas dulces miradas y sonrisas capaces de derretir hasta el más antiguo de los iceberg, esa potente y poderosa mujer que está creciendo se transformará en tu mejor compañera de vida.

¿Cuántas veces has escuchado que las mujeres somos cambiantes, extremas, decididas, tercas o porfiadas? Lo más probable es que sean muchas,  cada día tendrás el mágico placer de ver como se forman estas a veces “complicadas” pero increíbles características. De la noche a la mañana la verás imitándote e intentado utilizar tu ropa, la verás jugando con sus muñecas y cuidándolas tal como lo haces tú con tus hijos, la verás celosa cuando alguien se acerque a su padre, la verás decidida con sus gustos y luchadora por lo que quiere… la verás cada día más mujer.

¿Has pensado que tendrás que acompañarla en todos los procesos que tú ya viviste? El primer amor de infancia, la primera pelea con sus amigos, sus cambios físicos, sus fluctuantes estados de ánimo, la ayudarás a entender porqué es capaz de amar y odiar con tanta intensidad, la consolarás con la pérdida de su primer amor, estarás a su lado cuando decida salir de su casa, cuando quiera ser madre, cuando ya tenga su propio hijo…. Y así es… la vida pasa muy rápido y casi no te darás cuenta cuando tu pequeña bebé que en este momento tienes en los brazos te pida que la acompañes a elegir su vestido de novia.

Mamá, tienes entre tus brazos la fuerza del mundo, el poder del amor femenino, la garra de una pequeña mujer; guíala, acompáñala y muéstrale que ser mujer es una bendición, que nunca se debe dejar pisotear y que todas esas cosas que para muchos son “extrañas” son parte de nuestra maravillosa esencia de mujer.

ads4