Retraso en el lenguaje, ¿debo preocuparme?

retraso en el lenguaje

Como siempre, lo más importante, es mantener la calma. Para saber si tu hijo tiene retraso en el lenguaje, hay que saber qué es normal para su edad. Los niños pueden desarrollarse de maneras distintas, pero hay ciertas cosas que aparecen más o menos a la misma edad, como caminar o hablar. Veamos qué es lo normal primero.

¿Cómo se va desarrollando el lenguaje?

Antes de los 12 meses

Antes de cumplir el año los bebés balbucean. Hacen sonidos sin significado como el clásico “agú”. Aunque a esta edad aún no hablan, se interesan en realizar sonidos con su boca, es la primera etapa del desarrollo del lenguaje. Alrededor de los 9 meses unen letras y sílabas pudiendo decir “mamá” y “papá”, aunque aún no sepan lo que significa.

Entre los 12 y los 15 meses

Sigue siendo un lenguaje muy básico y no habla propiamente tal, pero está mucho más avanzado. Ya pueden decir palabras como la p, la b, la n, la m o la d. Además deben aproximarse a los sonidos de cómo suenan las palabras, aunque aún no las digan bien. Son capaces de decir palabras como bebé o pelota u otras que se usen harto en la familia. Además pueden entender instrucciones simples como “pásame el juguete”.

De los 18 a 24 meses

Llegados a los dos años de vida un niño debería tener un vocabulario de 50 palabras, más o menos. Pero además entiende muchas más aunque no las diga. Es el momento clásico cuando uno adulto le pregunta “¿dónde está la narixz?”, “¿dónde están los ojos?” y el niño puede reconocerlos. También hacen frases de dos palabras, como “pelota grande” o “niño llora”.

De 2 a 3 años

El lenguaje a esta edad explota y es buen momento para saber si sufre o no algún retraso en el lenguaje. Ya conocen muchas palabras como para contarlas y pueden entender instrucciones un poco más complejas como “ponlo debajo de la mesa”. Cuando un niños usa mal un verbo, por ejemplo decir “sabo”, es en realidad una buena señal, porque entiende que los verbos tienen conjugaciones, aunque la teoría no la conocen aún.

Entonces, ¿cuándo hay retraso en el lenguaje?

Cuando el niño no alcanza los logros normales de su edad hay un retraso. A veces puede pasar con el tiempo, pero otras se necesita ayuda profesional. Hay distintos niveles de retraso que se deben considerar.

Retraso en el lenguaje leve

Cuando hay un retraso leve los niños dicen menos palabras que sus compañeros, pero la comprensión es la misma. Tienden a simplificar los sonidos cambiando algunos fonemas. Por ejemplo, dicen “fuebo” en vez de “fuego”. O evitan palabras que les cuestan, por ejemplo si no dicen la r y se les señala el refrigerador, pueden decir máquina para evitar ese sonido que les cuesta.

Retraso en el lenguaje moderado

Hay aún más sonidos que simplifican, conocen aún menos palabras si se comparan con otros niños y tienen poca iniciativa. En este sentido, no inician conversaciones (aunque sean muy básicas). También si siguen usando frases muy simples “a lo Tarzán” hay un retraso, no usan artículos ni preposiciones.

Retraso en el lenguaje grave

Hay consonantes y vocales que no usan. Es difícil entenderlos si no están en un contexto reducido. No crean frases propiamente tal, si no que juntan dos palabras de manera muy primitiva. Se da una conversación egocéntrica donde no interactúan con el otro. El número de palabras que usan se ve reducido.

¿Qué hago si mi hijo tiene un problema?

En el caso de un retraso leve lo más importante es la estimulación. Pasar varias horas al día hablándole al niño, mostrando objetos y diciendo sus nombres, jugar con él e ir verbalizando todas las acciones. Para que un niño desarrolle su lenguaje hay que hablarle, describir lo que estamos haciendo, nombrar todo a nuestro alrededor.

Si el retraso es moderado o grave tiene que verlo un profesional. El pediatra podrá determinar el nivel de retraso que existe y lo derivará con un profesional competente, en muchos casos el fonoaudiólgo (aunque incluso podría ser psicólogo u otro). Ahí el profesional trabajará con los niños y con los padres, porque es un trabajo que debe hacerse también en casa.

Antes de encontrar cualquier forma de retraso hay que prevenirlo estimulando a los niños desde bebés. Si el retraso en el lenguaje se presenta de todos modos, calma, con trabajo existe tratamiento y cura.

Como siempre, ante cualquier duda recurre a tu médico de confianza, será el más capacitado para indicarte qué hacer.

Lee También: mmm y tu mamá estas lista para el jardin infantil??