Se pueden estresar los bebés?

se pueden estresar los bebes

Qué crees tu? Se pueden estresar los bebés?

Los bebés son todos distintos, incluso entre hermanos pueden existir diferencias sustanciales, algunos son tranquilos otros más activos, risueños, simpáticos, irritables etc. Desde el nacimiento ellos muestras su  carácter el cual viene definido por la herencia y luego por las experiencias tempranas.

Existen bebés saludables, que no presentan ninguna patología pero sin embargo son muy propensos al estrés siendo sus causas muy variadas, entre los posibles responsables podemos encontrar una sensibilidad especial, experiencias traumáticas vividas por la madre o el bebé en el embarazo o post parto, ambiente familiar no idóneo para el bebé entras otros.

 Síntomas de un bebé muy sensible

Algunos bebés a pesar de recibir todo el amor y contención necesarios por parte de sus padres muestran un patrón afectivo y comportamiento muy irritable que en ocasiones se traduce en jornadas completas de llanto

–          Llanto en un bebé saludable que dura horas

Estos pequeñitos a pesar de estar bien alimentados, limpios y secos fluctúan entre estados de tranquilidad y llanto inconsolable sin previo aviso, se sobreestimulan fácilmente y les cuenta mucho regularse nuevamente.

–          Hambre durante todo el día

Los bebés muestran señales de hambre durante todo el día y cuando toman leche se desesperan sin lograr fácilmente una correcta succión.

–          Difícil conciliación del sueño

Lograr un buen dormir es prácticamente imposible, solo logran calmarse cuando están en los brazos y al dejarlos en la cuna despiertan a los pocos minutos. Su descanso durante las noches suele tener muchas interrupciones.

¿Cómo debemos actuar?

La negación de la situación solo hará que no le prestes la atención necesaria a tu bebé ya que de una u otra manera está demandando de más cuidados y contención, si sientes que no logras ayudarlo como necesita es recomendable buscar una red de apoyo y consejos especialistas. Existen algunas recomendaciones generales que te dejamos a continuación:

Siempre debes estar dispuesta a consolarlo cuando llore ya que el llanto en los bebés implica que algo necesita ya sea alimento, abrigo, contención o desahogo.

Busca una red de apoyo que te ayude a no estar tan cansada y si tienes pareja fortalece el vínculo de manera tal que los padres estén tranquilos y relajados para que así logren transmitir ese estado al bebé.

No compares a tu hijo con otros bebés, si es más sensible ámalo y acéptalo tal como es, no te cuestiones el porqué no es tan risueño o tranquilo como imaginaste.

Crea un ambiente tranquilizador sin estímulos muy fuertes para que sea más fácil la autorregulación.

Intenta mantener a tu hijo lo más cerca posible ya que está comprobado que los bebés que son portados por sus padres o cuidadores tienden a llorar menos y a sentirse más confortables.

Busca canciones que le agraden para distraerlo cuando esté impaciente.

Intenta agregar a la rutina del bebé paseos a un parque para que sus sentidos perciban nuevos aromas, colores y sonidos.

Termina el día con un rico baño y masaje relajante.

Recuerda que tal como los adultos, los bebés también se pueden estresar ya que cada día es una experiencia nueva y algunas veces no logran asimilar todo correctamente.