Terror a las ecografías… ¿Cómo controlar ese nerviosismo?

0
124
terror a las ecografias
ads3

Todas las embarazadas tenemos controles periódicos con nuestro médico tratante, en algunos casos dentro de la consulta el ginecólogo realiza siempre una pequeña ecografía pero en otros casos solo indica las reglamentarias. Mi médico en cada visita incluye la medición del bebé y el análisis de su ritmo cardiaco, como les comenté en un post anterior tuve síntomas de pérdida al inicio del mi embarazo por lo que las primeras ecos fueron muy angustiantes para mí pero con el pasar de las semanas cuando ya el riesgo había terminado imaginé que las ecografías serían un momento de disfrute y de chochera ya que vería todos los movimientos de mi bebé sin embargo eso no ocurrió.

Cada vez que me subo a la camilla del médico me da una angustia brutal, ¿estará bien? ¿Tendrá el tamaño correcto? ¿Me equivoqué en algo? Son las preguntas que siempre me hago a pesar de que mi corazón de mamá sabe que mi pequeño bebé está creciendo sano y fuerte.

La ecografía de las 12 semanas…. Uf este si fue tema aparte ya que como buena mamá busquilla, los portales informativos son mis mejores amigos, claramente busco los mejores y más creíbles ya que mi kinesióloga interna no le cree a cualquier persona o web. Dentro de esas búsquedas llegué a varios informativos médicos en los cuales explicaban paso a paso las mediciones realizadas al bebé en formación entre la semana 12 a 14 de gestación con el objetivo de descartar una serie de patologías o condiciones que definirían el desarrollo del feto. Con cada lectura quedaba más sorprendida de como 1 milímetro podría significar tanto para un diagnóstico de patología y sentí que era tanto el nivel de exigencia a esa pequeña personita que estaba creciendo a pasos agigantados que sentí angustia e incluso temor.

Lee También: El peso en el embarazo.. La Crisis…

Cuando se acercaba la fecha de nuestra ecografía la cual realizamos en la semana 13 quise compartir mis aprehensiones con mi marido aun sabiendo lo que me diría ya que el sufre y se desespera cuando me ve nerviosa. En fin, luego de una larga conversación llegamos a la conclusión que siempre sentí en mi corazón… Para qué preocuparnos tanto de esa ecografía si sea cual sea el panorama… ese pequeño bebé (nos negamos a decirle feto) ya era nuestro hijo o hija… sea como sea lo o la amamos y nada cambiará esa inmensa ilusión que sentimos desde que supimos de su llegada.

Cada historia es diferente y por lo tanto todos enfrentamos la vida de manera muy personal… Como ha sido tu experiencia con las ecografías prenatales…
¿Sentiste miedo, nerviosismo, ansiedad o felicidad por ver a tu bebé?

ads4