Tipos de contracciones que puedes experimentar durante el embarazo

0
144
tipos de contracciones
ads3

Es común que las mujeres embarazadas sufran de contracciones tan fuertes e intensas, que crean que ya es momento del parto y terminen en la clínica esperando a que nazca su bebé, cuando en realidad eso no ocurrirá todavía. Si estás embarazada o planeas estarlo en el futuro, te va a servir saber sobre estos 6 tipos distintos de contracciones.

6 tipos de contracciones

1- Braxton Hicks: cerca del octavo mes de embarazo disminuye la producción de progesterona, que es la hormona que impide que el útero se contraiga) y se incrementa la secreción de oxitocina, hormona que favorece las contracciones del útero. Es entonces cuando comienza a hacerse perceptibles estas contracciones. No son dolorosas  (similar a una menstruación fuerte), se localizan en la parte baja del abdomen y sentirás un endurecimiento repentino del mismo. Cesan con el reposo por ende si descansas, te sentirás mucho mejor.

2- Prodómicas: son más molestas que las anteriores y son las encargadas de preparar el organismo para hacer frente al parto. Suelen sentirse en la última semana de embarazo y en algunas ocasiones van acompañadas de un tapón mucoso. Su misión es poco a poco ir acortando el cuello uterino hasta borrarlo para que luego comience a dilatarse. Se localizan en la zona lumbar y no duran más de 30 segundos.

3- De dilatación: estas son las auténticas contracciones de parto y suelen aparecer de forma regular, pero espaciadas (cada 20 minutos). Se siente como un incómodo dolor de riñones que de a poco se va dirigiendo hacia el vientre.

Al comienzo no durarán más de 20 segundos pero una vez que se vaya acercando el momento del parto notarás como se van haciendo más largas, intensas y frecuentes. Sentirás una leve tirantez en la zona baja del vientre, al mismo tiempo que se endurecerá la tripa. Si se te producen cada menos de 10 minutos, es momento de ir a la clínica.

4- De transición: estas ocurren una vez que el cuello del útero se borra, es decir, cuando ha alcanzado de 2 a 4 centímetros de dilatación. Comienza entonces una fase de transición en que el bebé empieza a descender por el canal vaginal. Esta fase comprende contracciones muy largas (hasta 90 segundos), continuas (cada minuto y medio) e intensas.

Si te pones de lado y mantienes un ritmo respiratorio regular, vas a conseguir relajarte y sentirte mejor . Si te ponen la epidural entonces dejarás de sentir dolor.

5- De expulsión: estas son las contracciones finales antes de tener al bebé. Son las más duraderas, seguidas y fuertes, pero es el último esfuerzo.

6- Entuertos: son las contracciones del día después del parto. Las sentirás en la zona inferior de la tropa por uno o dos días y son absolutamente normales. Se producen porque el útero ya ha comenzado a contraerse para recuperar su tamaño normal.

 

ads4